Motivar a los estudiantes: El Método del Sr. Miyagi

Aquellos de nosotros que crecimos durante la década de 1980 recordamos y amamos la película original de Karate Kid. Nunca olvidaremos la escena de la pelea dramática en el clímax de la película, cuando Daniel derrota a su rival, Johnny, con su poco probable “Crane Kick”

A pesar de que no se recomienda a los maestros comenzar a incorporar el “Crane Kick” en sus planes de lecciones diarias (sólo imaginen la reacción de la junta escolar), creo que son valiosas  las ideas pedagógicas que podemos aprender de The Karate Kid. En concreto, la enseñanza del Sr. Miyagi es un ejemplo de uno de los modelos más eficaces de motivación de los estudiantes.

Desde el principio, el Sr. Miyagi enfatiza la mejora personal sobre la capacidad demostrada. Una de las teorías más reconocidas de la motivación de los estudiantes se llama la teoría de orientación a metas. Su premisa central es que las metas académicas se pueden clasificar en dos categorías: los objetivos de dominio y los objetivos de rendimiento. Los objetivos de dominio se refieren al aprendizaje, esfuerzo y mejora. Los objetivos de rendimiento, por otra parte, se refiere a la comparación, la capacidad y el reconocimiento público

El punto de inflexión en el desarrollo de Daniel se produce cuando descubre que el Sr. Miyagi no es sólo un maestro de karate, sino que además ha recibido la Medalla de Honor de la Segunda Guerra Mundial. El Sr. Miyagi, quien no pudo ser más humilde y de voz suave, nunca mencionó su servicio militar. En este punto, Daniel finalmente entiende el sentido del equilibrio. Un maestro no es alguien que ha triunfado sobre todos los competidores, sino alguien que mantiene la auto-disciplina para equilibrar tanto lo físico y lo espiritual, y con ello evitar la violencia. Después de epifanía de Daniel vemos varias tomas de él practicando por su cuenta, un nuevo sentido de compromiso lo impulsa a aprender y perseverar a través de los rigores del entrenamiento. Es finalmente motivado, no por el deseo de ganar, o llevar a cabo, sino por el deseo de alcanzar el equilibrio, o maestría.

Daniel finalmente gana el torneo. Irónicamente, cuando el dominio se hace hincapié sobre el rendimiento, en lugar de a la inversa, los estudiantes obtienen un mejor rendimiento. En nuestra cultura académica obsesionada en las pruebas,  profesores estresados a menudo hacen hincapié en las pruebas y calificaciones. Frente a las presiones de las pruebas de alto rendimiento, el desafío para los docentes es mantener un enfoque en el aprendizaje, esfuerzo y mejora. Al igual que el karate no se demuestra por el color de la correa, una verdadera educación no se demuestra por una calificación de la prueba. Cuando el aprendizaje es el foco, las calificaciones y resultados lo seguirán.

Artículo original (EN INGLES):  

Motivating Students: The Mr. Miyagi Way

http://edge.ascd.org/_Motivating-Students-The-Mr-Miyagi-Way/blog/3461706/127586.html

Acerca de tonavasseur2011
Contador Público y Psicopedagoga. Mi pasión: la Matemática... en un continuo aprender y enseñar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: