Ni buenos ni malos: alumnos Wiki

Cortar, copiar y pegar parecen haberse convertido en el fantasma temido por educadores en escuelas y universidades. Para quienes todavía siguen escribiendo sólo con lápiz y papel, vale aclarar que “cortar, copiar y pegar” consiste en una operación típica del mundo de las pantallas. En el uso cotidiano de los ordenadores personales, el copiar y pegar (junto a la acción de cortar) son el paradigma en cuanto a la transferencia de texto, datos, archivos u objetos desde un lugar de origen a uno de destino.

El uso más aceptado y generalizado de estos comandos se da en los entornos de los editores de texto siendo una herramienta fundamental para componer y reorganizar todo tipo de escritos.

Los términos provienen de la tradicional práctica manuscrita donde literalmente los textos se componían a base de cortar o copiar diferentes fragmentos para más tarde pegarlos o insertarlos en una nueva ubicación. Ésta, fue una práctica habitual hasta bien avanzada la década de los años 1960 a raíz del uso de los tipos en imprenta.

De esta manera, suele crecer el miedo entre los docentes a que todo lo que produzcan los estudiantes, cuando se les encomienda una tarea por fuera de la atenta y siempre perspicaz mirada del educador, sea extraído en forma mecánica, acríticamente de alguna página poco recomendable de Internet y así nosotros, viejos maestros de la época de los manuales y las enciclopedias de veinte tomos, seremos incapaces de advertirlo, corregirlo, mejorarlos.

Algunos profesores, incluso, llegan a tomarse el trabajo de googlear (o sea, de buscar en Internet por medio del motor de búsqueda Google) párrafos enteros de los trabajos de sus alumnos para saber si fueron engañados con el benemérito cut, copy and paste. De hecho, si alguien se hubiera tomado el trabajo de googlear  la definición de cortar, copiar y pegar que yo hiciese en el párrafo anterior, advertiría sin demasiados problemas que la copié y la pegué –confieso que descaradamente- de un artículo de Wikipedia.

Y si para muchos es grande el temor que suscita cortar, copiar y pegar, Wikipedia es mucho más. Es algo así como el terror de muchos educadores ya que a solamente un clic del mínimo esfuerzo humano, prácticamente cualquier cosa que pidamos, solicitemos, obliguemos a “investigar” o simplemente a responder a nuestros alumnos estará allí, en Wikipedia y sus centenas de miles de artículos escritos, publicados, editados y corregidos por millones de personas en todo el mundo. Inclusive, créase o no, también por nuestros propios alumnos

La labor de sacrificio productivo que otrora esperábamos de los educandos  en pos del hallazgo del significado de un concepto o el mandato de los docentes a sus estudiantes “investiguen la colonización española en el actual territorio peruano”, por citar cualquier ejemplo, se golpean duramente contra la facilidad del resultado inmediato, sin espera; allí en Wikipedia, listo para ser utilizado. Un auténtico delivery de conocimiento, open 24, non stop. Un verdadero “toco y me voy” cognitivo; un rent and go a sola condición del uso de una computadora (o un celular más o menos moderno) y una conexión a Internet.

A este fenómeno lo hemos dado en llamar, de una forma casi obvia y seguramente previsible pero necesaria, wikipedización de la educación escolar y esta práctica ha sido objeto de críticas, reproches y lamentos de variado tipo. Los críticos más severos  advierten a sus alumnos que los conceptos publicados en  Wikipedia –al ser publicados por cualquiera, sin que se requiera alguna posición académica determinada  o alguna jerarquía científica que acredite autoridad en la materia- carecen del más mínimo control respecto de la veracidad de lo publicado. Su uso indiscriminado trae aparejado más error, más confusión, más problemas. Consultar Wikipedia equivale, según estas posiciones, a recurrir a un libro con equivocaciones y verdades a medias.

Enciclopedia tradicionalA pesar de que un costado de esta argumentación es aceptable incluso para los promotores de Wikipedia, todas estas advertencias suelen caer en saco roto a la hora de intentar resolver concretamente la cuestión, o al menos de intentar resolverla al estilo de la vieja guardia: da toda la impresión de que la gente va a seguir recurriendo y seguramente confiando en Wikipedia, tal vez del mismo modo en que confiaba en la vieja enciclopedia que un comerciante domiciliario vendía a crédito casa por casa, y que en cada fiesta familiar se mostraba, con orgullo, en los anaqueles del comedor: “una obra cumbre bellamente encuadernada”, pontificaba el folleto que nos convencía de comprarla en cómodas cuotas.

Contra esta wikipedización de las tareas escolares parecen no existir medidas efectivas consistentes en la censura, en la proscripción o directamente en la prohibición: son vanas pretensiones frente a la presencia y a la consistencia instrumental de Wikipedia. He corroborado, incluso, que algunos docentes llegan a rogarles a sus estudiantes -no sin cierta ingenuidad- que “pueden buscar en Internet pero no en Wikipedia”… pero estas prevenciones, ciertamente, dejan traslucir una  fuerte sospecha de inútilidad.

Más allá de nuestras quejas melancólicas por un mundo que parece haberse marchado, tal vez definitivamente, aparece frente a nosotros un elemento en el que no hemos reparado en forma debida: es que intentamos evitar que nuestros alumnos “copien y peguen” pero no los formamos como autores en un mundo en el que, por suerte, cada vez se escribe más y, no sólo eso: por suerte cada vez se publica más. Un mundo de escrituras en el que cortar, copiar y pegar es una herramienta importante aunque, por cierto, ni siquiera es esencial.

Y eso si hablamos de “escribir” ya que si hablamos de fotografiar, filmar, dibujar, cantar, tocar o hablar, la autoría se multiplica al infinito, como probablemente nunca antes en la historia de la humanidad. La escolarización, que ha difundido con pretensión universalista la escritura y la lectura; sumado a Internet y las pantallas, que procesan palabras y signos, han creado un nuevo territorio de reproducción infinita de mensajes, incluso también de esos mensajes escritos que tanto anhelamos los viejos educadores. Las redes sociales (blogs, fotologs, youtube, Twitter, Facebook, etc) constituyen las herramientas que ilimitadamente multiplican esos mensajes.

Recordemos que no hace más de una década lo que un alumno escribía (chicos, adolescentes o grandes), era solamente para la lectura íntima o, en el mejor de los casos, para la lectura de sus maestros (o de sus amigos y familiares). Por el contario, hoy las redes sociales –con Wikipedia- hacen que lo que se escriba sea más leído y, además, esté al alcance de cualquiera que tenga una computadora con Internet.

¿Se trata de una suerte de autoría universal en la que los nombres propios importan cada vez menos? Probablemente. Universal y cooperativa: Wiki. Y por eso no es tan fácil hoy calificar de buenos o malos a los alumnos, como antes, frente a prácticas de copiado y pegado. Prácticas que nos dicen que todo está allí y que en todo caso el problema es aprender a encontrarlo pero sobre todo aprender a leerlo, a comprenderlo, a resignificarlo.

Este contexto wiki nos obliga a visiones más sutiles y más productivas; a mirar al futuro de una manera más flexible en la que la precondición indispensable del pensamiento científico y el rigor en la labor intelectual (hasta, incluso, de la erudición) puede articularse con la construcción colaborativa de conocimiento. De hecho, Wikipedia está mejorando la edición de sus artículos requiriendo fundamentación sólida a lo que se publica y reclamando, cuando no lo hay, un sistema de citas y referencias que respalde adecuadamente cada artículo incluido en la enciclopedia..

Un docente wiki entiende que las paredes de la escuela no son un límite infranqueable para la adquisición del conocimiento y que la biblioteca está en todos lados en los que uno la quiera encontrar. Que esta flexibilidad es una enorme oportunidad para relegitimar su lugar como lugar de adulto que sabe. Y cómo bien lo anota Bruno Latour en un artículo reciente, cuanto esa biblioteca más se expande, más se propaga; más central se posiciona en nuestras vidas 1. Se abre, pues, una enorme posibilidad de aprendizaje al mismo tiempo que la necesidad de investigar diferentes estrategias, cosa que ya ha comenzado 2.

Es verdad que ni el acceso a las pantallas ni el acceso a Internet se han democratizado completamente, pese a los enormes avances visualizados últimamente. Es verdad que aún poseyendo ese acceso siguen existiendo diferencias cuando se ponen en juego las ventajas culturales adquiridas en hogares que ostentan desigual capital económico y cultural.  Son temas pendientes sobre los que se necesita  debatir permanentemente.

Lo que está claro es que ser autor, por suerte, ya no es más potestad de unos pocos elegidos y la publicación ya no requiere ni de la aceptación erudita ni del esfuerzo económico. Parece que nuestro mundo es, afortunada y crecientemente, un mundo de autores. El desafío es formarlos para que ejerzan esa autoría de modos autónomos y cooperativos.

Mariano Narodowski
Profesor de la Universidad Torcuato Di Tella

1) Bruno Latour, Plus elles se répandent, plus les bibliothèques deviennent centrales, accesible en http://bbf.enssib.fr/consulter/bbf-2011-01-0034-007

2) Vale la pena a este respecto Steve Wheeler, Peter Yeomans and  Dawn Wheeler “The good, the bad and the wiki: Evaluating student-generated content for collaborative learning” British Journal of Educational Technology, 39 (6), 2008

© 2011, Síntesis Educativa y Mariano Narodowski. Todos los derechos reservados.
Prohibida su reproducción total o parcial sin consentimiento expreso del editor.

http://sintesis-educativa.com.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=373:ni-buenos-ni-malos-alumnos-wiki&catid=2:colaboraciones&Itemid=5

Acerca de tonavasseur2011
Contador Público y Psicopedagoga. Mi pasión: la Matemática... en un continuo aprender y enseñar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: