CÓMO PROMOVER CON FACEBOOK TEMAS DE CIUDADANÍA DIGITAL

La fascinación de la juventud por las redes sociales es directamente proporcional a la preocupación que estas generan entre padres de familia, directivos escolares y docentes. Frecuentemente se escuchan voces adultas de desaprobación por el tiempo que destinan los jóvenes a comunicarse entre ellos a través de estas redes. Ante esta situación, muchas Instituciones Educativas (IE) establecen mecanismos para que los estudiantes no puedan ingresar a ellas durante la jornada escolar. No obstante, tal como lo identifica el Dr. Jason Ohler, decisiones de este tipo promueven el que los estudiantes tengan dos vidas en esta era digital: una en la escuela, alejada de las TIC y, otra, fuera de esta, permeada por la virtualidad.

Decisiones de este tipo solo conducen a que la educación escolar desperdicie una gran oportunidad para ayudar a formar el carácter de sus estudiantes, de manera que se conviertan en buenos ciudadanos digitales que usan las TIC, no solo de manera efectiva y creativa, sino responsable y con criterio informado.

Muchos docentes basan sus temores en numerosas historias sobre el mal uso de las Redes Sociales que generan bastante eco en los medios de comunicación. Estudiantes que se reúnen virtualmente para conformar pandillas y citarse con otros grupos de jóvenes, en un sitio físico, para pelear; jóvenes y niños contactados en estas redes por adultos con turbias intenciones; delincuentes que utilizan datos y fotos personales publicados en ellas para realizar todo tipo de fechorías; estudiantes que difaman y calumnian a sus profesores por este medio; docentes que despotrican del comportamiento de sus estudiantes, etc. [A].

Dado que las situaciones frecuentemente reseñadas por los medios de comunicación son reales y que cada día los estudiantes utilizan con mayor frecuencia estas aplicaciones, encabezadas por Facebook [1, B], se hace cada vez más urgente educar a directivos, docentes, estudiantes y padres de familia en el uso adecuado de esta herramienta específica (en el momento, la más usada tanto en Latinoamérica como en el mundo).

Se debe tener en cuenta que está más que demostrado que prohibir el uso de Facebook en la IE es comportase igual a las avestruces y no afrontar el problema. Lo que realmente construyeciudadanía digital es educar para promover relaciones respetuosas, fructíferas y positivas en toda la comunidad educativa [A]. Por ejemplo, en las escuelas alemanas empezaron a enseñar a los estudiantes a usar Facebook y Twitter, de manera segura, mediante la incorporación de estos temas a la malla curricular. Según las autoridades educativas de ese país, los estudiantes “utilizan Facebook y Twitter para expresar un pensamiento, subir fotos, etc. Sin embargo, muchos no son conscientes de las consecuencias de publicar información personal” [D].

Siga leyendo en:

http://www.eduteka.org/FacebookUsoResponsable.php

Anuncios

¿Quién es una fuente confiable de información? Los niños de cuatro años ya lo saben

Los niños pequeños deben aprender muchas cosas de otras personas, y por eso necesitan desarrollar la capacidad de discernir quién es una fuente confiable de información. Un estudio muestra que ya a los cuatro años valoran más a quienes dan información por cuenta propia, que a quienes la extraen de terceros.

El trabajo, que será publicado próximamente en el periódico “Psychological Science”, muestra que aquellos que deben recurrir a terceros para responder una pregunta son menos confiables que los que ya la saben, o dicen saberla.

Estudios previos mostraban que los niños de 3 años se interesan por saber si alguien es una fuente confiable de información, y en tal caso recurren a esa persona en busca de respuestas.

No obstante, Shiri Einav, de la Universidad Oxford Brookes en Inglaterra, pensó que debía haber algo más detrás de eso. “Una respuesta correcta no implica que uno sea una fuente confiable de información. Podria ser casualidad, o que se recurrió a otra persona en busca de la respuesta”, explica.

Einav y su colaboradora Elizabeth Robinson, de la Universidad de Warwick, se propusieron averiguar si los niños que evalúan la confiabilidad de terceros tienen en cuenta otros factores para medir la capacidad a la hora de dar respuestas correctas.

Con esta idea en mente, Einav y Robinson usaron títeres y un osito de peluche para evaluar a los niños. En el experimento, un infante mostraba la imagen de un elefante, una vaca o un conejo para que los títeres la identificaran. Ambos títeres reconocían correctamente a los animales, pero uno siempre sabía la respuesta, mientras que el otro debía consultar previamente con Ted, el oso de peluche.

En una etapa posterior se eliminaba a Ted, de modo que ya no podía ayudar a los títeres, y se presentaba a los niños la imagen de un animal poco común, una mangosta, para preguntarles cuál de los títeres podría saber qué era.

Los niños de tres años se dividían igualmente entre los que aceptaban al títere que sabía las respuestas y el que consultaba con el oso de peluche. Pero los de cuatro y cinco años eran más exigentes. Confiaban mucho más en el títere cuya precisión reflejaba un conocimiento independiente, que en el que era dependiente de una fuente externa.

“Pensamos que es importante que, a partir de los cuatro años, los niños exhiban un comportamiento tan sofisticado”, dice Einav, “y sean capaces de distinguir entre quien es verdaderamente confiable y aquel que les da una respuesta correcta pero que no necesariamente sea confiable en el largo plazo”.

Fuente: Association for Psychological Science, EEUU. Leer nota original.

El cerebro feliz… la risa y el sentido del humor

 

Mucho más que un juego de niños. El fenómeno Bullying

En las aulas de clase se generan grandes amistades, inquietudes y conocimientos que pueden llegar a marcarnos y definir toda nuestra vida. Sin embargo, al mismo tiempo se gestan otra serie de situaciones que si no se tiene el cuidado pertinente pueden llegar a deformar toda la educación que como docentes impartimos.

El bullying es un fenómeno que, aunque no es reciente, ha tomado gran protagonismo en las aulas de clase de todo el mundo durante los últimos años, debido a las consecuencias que ha generado como masacres en diferentes instituciones. El bullying es definido por el profesor Dan Olweus como una conducta intimidatoria, caracterizada por someter a un mismo alumno o alumna a actos de crueldad, falta de respeto y humillación, de una manera permanente por parte de un compañero o compañera o de un grupo.

Lo que no se debe hacer

  • Ignorar el problema
  • Esperar a que el problema desaparezca solo
  • Culpar a la víctima
  • Animar a los estudiantes a que manejen el problema ellos mismos
  • Confundir el matoneo con el liderazgo
  • Animar a las víctimas a la retaliación
  • Asignarles a las víctimas la responsabilidad de defenderse
  • Hacer uso de la mediación
  • Tomar medidas enérgicas contra los abusivos sin una política institucional de prevención
  • Hacer que los abusadores tomen terapia de grupo
LEER ARTÍCULO COMPLETO EN:

    La Resiliencia

    La resiliencia es un conjunto de atributos y habilidades innatas para afrontar adecuadamente situaciones adversas, como factores estresantes y situaciones riesgosas.

    Los 7 Principios de la Ecología Emocional… (Sergio Sinay)

    Hoy viví la alegría, orgullo y honor de presenciar la graduación de 22 nuevas Psicopedagogas,  egresadas de mi segunda Alma Mater (CUPEC) . Me dió mucho gusto volver a ver a mis profesoras,  excelentes profesionales,  así como de antiguas compañeras, que me hicieron traer a mi memoria esos tres años de gran aprendizaje y de un compañerismo bien bonito…   Gracias Elizabeth por invitarme!!

    Oyendo el discurso de la directora, llamó a mi atención cuando empezó a mencionar los  7 Principios de la Ecología Emocional de Sergio Sinay.  La capacidad de reconocer las emociones, manejarlas y respetarlas, tanto las nuestras como las de los demás,  aunque no siempre es muy fácil, es fundamental, en el aspecto personal y en la actividad profesional docente y psicopedagógica , simplemente porque las emociones afectan nuestra vida y la de nuestros alumnos.

    A continuación copio lo mencionado en el discurso,  que corresponden a Investigaciones de Mercé Conangia y Jaume Soler realizada en base a un artículo de Sergio Sinay publicado en la Revista de La Nación.

    Los 7 Principios de la Ecología Emocional… (Sergio Sinay)

    Dedicamos toda nuestra vida a entrenar nuestra mente: adquirimos conocimientos y nos enseñan a pensar, pero en el territorio emocional, en cambio, somos todos autodidactas, en mayor o menor medida.

    Hay quien considera las emociones como obstáculos que interfieren en nuestra dimensión racional. La Ecología Emocional sostiene que no es así y que las emociones son un lenguaje distinto y complementario.

    Una mente inteligente pero desconectada de las emociones construiría mapas de decisión equivocados y peligrosos.

    Las emociones dan color al paisaje y sirven para orientarnos en el mundo: nos indican si la ruta que hemos elegido es adaptativa o destructiva.

    1. Principio de la autonomía personal. 
    Ayúdate a ti mismo y los demás te ayudarán.

    2. Principio de la prevención de dependencias. 
    No hagas por los demás aquello que ellos pueden hacer por sí mismos.

    3. Principio del boomerang. 
    Todo lo que haces a los demás, también te lo haces a ti.

    4. Principio del reconocimiento de la individualidad y la diferencia. 
    No hagas a los demás aquello que quieres para ti. Pueden tener gustos diferentes.

    5. Principio de la moralidad natural. 
    No hagas a los demás aquello que no quieres que te hagan a ti.

    6. Principio de la auto-aplicación previa. 
    No podrás hacer y dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo.

    7. Principio de la limpieza relacional. 
    Tener el deber de hacer limpieza de las relaciones que son ficticias, insanas y no nos dejan crecer como personas.

    No somos responsables de lo que sentimos (las emociones no se eligen ni se planifican) pero sí de aquello que hacemos con lo que sentimos.
    Lo que importa es cómo se gestionan, lo que se hace con ellas. Escogemos nuestra actitud y nuestra conducta. ‘Pensar que algo nos será dado sin que hagamos algo por ello y quejarnos por no recibirlo, contribuye a la contaminación emocional.

    No busquemos la excusa de nuestras emociones que nos perjudican o perjudican a los demás en los hechos de los otros.
    Busquemos la causa, siempre, dentro de nosotros mismos, porque ninguna emoción de ningún ser puede tener acción en nosotros si nosotros estamos protegidos por el escudo del Amor y vibramos en esa sintonía.
    Vos elegís qué deseas reflejar a tu entorno y eso mismo recibirás.
    Desde el amor y al servicio del Amor.

    http://www.casapia.com/foro/los-7-principios-de-la-ecologia-emocional-t8567.html

    Las relaciones sociales ayudan a mantener sano nuestro cerebro

    ¿Quieres mantener tu cerebro sano?

    Visitar a tus amigos, asistir a fiestas, acudir a eventos deportivos e incluso ir a la iglesia puede ser tan beneficioso para tus neuronas como resolver crucigramas.

    Científicos del Centro Médico de la Universidad de Rush (EE UU) han llegado a la conclusión de la actividad social  frecuente ayuda a prevenir o retrasar el declive cognitivo que acompaña al envejecimiento. En el estudio, que publica la revistaJournal of the International Neuropsychological Society, los investigadores trabajaron con 1.138 con una edad media de 80 años y midieron sus niveles de actividad social. Al comienzo de la investigación todos mostraban algunos problemas cognitivos pero, transcurridos 5 años, aquellos que eran socialmente más activos experimentaban un deterioro de la memoria, la velocidad de percepción, la capacidad visuoespacial y otras funciones cognitivas hasta un 75% más lento que los sujetos menos activos socialmente.

    Por qué la actividad social juega un papel tan crucial en la salud mental no está del todo claro. Según Bryan James, coautor del estudio, una posible explicación es que “la actividad social reta a los ancianos a participar en intercambios interpersonales complejos que estimulan ciertas redes neuronalesque si no se utilizan se pierden”.

    Artículo tomado de:

    http://www.muyinteresante.es/las-relaciones-sociales-ayudan-a-mantener-sano-nuestro-cerebro